Follow by Email

sábado, 27 de septiembre de 2008

Cruzó el Canal de la Mancha con alas impulsadas a turbina




El suizo Yves Rossy se convirtió ayer en el primer hombre que atravesó el Canal de la Mancha volando con ayuda de un ala propulsada con turbinas colocada en su espalda, como un pájaro. El aventurero encendió su ala impulsada por motores de propulsión a chorro, para luego saltar de un avión a 2.500 metros de altura y atravesar los 37 kilómetros que separan las islas británicas del continente europeo. El recorrido lo hizo en 12 minutos, con una velocidad de 190 kilómetros por hora.El ala es de un compuesto de carbono ligero y no tiene sistema de dirección: Rossy usó su cabeza y su espalda para controlar sus movimientos. Equipado con un traje especial, casco y paracaídas, Rossy tomó muchas precauciones para protegerse de las cuatro turbinas, colocadas a centímetros de su cuerpo. El ala pesa 55 kilos.Poco antes de descender en una pista aérea cerca de la margen oriental del Lago de Ginebra, Rossy había saltado de una avioneta a 2.300 metros de altura y desplegado las alas rígidas de 2,5 metros de envergadura que llevaba en la espalda. El aventurero, amante de los deportes extremos, descendió primero en caída libre, siguió con un planeo suave y luego encendió las cuatro turbinas para acelerar hasta 300 kilómetros por hora ante un grupo de espectadores en el pico de una montaña. National Geographic Channel transmitió el evento en vivo. Se puede ver en www.natgeotv.com/jetman.

No hay comentarios: