Follow by Email

jueves, 20 de agosto de 2015

Descubrimientos Animales

Tigres dientes de cimitarra descubiertos en Venezuela




Durante una excavación de rutina la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) se topó accidentalmente con un depósito de asfalto. La sorpresa fue enorme cuando descubrieron que habían encontrado un yacimiento de fósiles entre los que se encontraban seis del tigre dientes de cimitarra.
"Es el descubrimiento más importante de los últimos 60 años en América del Sur por el tipo de fauna que hemos encontrado", explicó el paleontólogo Ascanio Rincón, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas.
Homotherium es el nombre que recibe este género de felinos que vivieron hace 5 millones y diez mil años, durante los periodos Plioceno y Pleistoceno. En su estado de mayor expansión habitaron en la mayor parte de África, Eurasia y Norteamérica.

Se trata del primer cráneo completo de un tigre dientes de cimitarra encontrado en el continente americano. Además se identificaron en el yacimiento fósiles de panteras, lobos, camélidos, cóndores, patos y caballos, entre otras especies. El especialista estima que los fósiles descubiertos tienen una antigüedad de 1,8 millones de años.
El yacimiento fue descubierto en julio del 2006 en el Estado Monagas, 400 kilómetros al sureste de Caracas.

martes, 18 de agosto de 2015

CONOCIÉNDONOS/Gastón Maldonado


CONOCIÉNDONOS 

Escrito por Gastón Maldonado 

Hola, señor Gastón, le saluda Mariela. Soy una joven de 24 años, estudiante de mi segunda carrera profesional, la cual estoy comenzando. Yo lo escucho en su programa de radio, no todos los días, pero sí todas las semanas, aunque sea un día. Le escribo porque necesito contarle lo que me ha tocado vivir, para que usted por favor me oriente, sobre una decisión que estoy a punto de tomar y me gustaría conocer su opinión. 
Soy la única hija del primer matrimonio de mi papá, el cual prácticamente fue un infierno. Mis padres se divorciaron cuando yo tenía 12 años y con sinceridad le confieso que a pesar de ser una niña, me alegré cuando se separaron. Me fui a vivir con mi papá, porque sentía un gran rencor hacia mi mamá el cual aún no he superado, por tanto maltrato que me dio.
Al año de estar viviendo con mi papá, él se encontró una nueva pareja, quien actualmente es su mujer. Ella se vino a vivir con nosotros, todo iba bien en los primeros meses, pero al poco tiempo, ella comenzó a tratar de imponerse, quería que yo la obedeciera y copiara su forma de ser y me criticaba mucho al igual que lo hacia mi mamá, porque siempre he querido ser independiente y hago las cosas a mi manera.
Ella me criticaba por la forma como me visto, mis amistades, por las decisiones que tomaba sin consultarle a ella, ni a mi papá, pero sobre todo, porque soy diferente a ella en todo, pero lo que más le duele, es que soy una persona disciplinada, organizada, buena estudiante, buena persona y sin pretender ser vanidosa, siento que ella me envidia.
Ella me envidia porque es una mujer reprimida y sé que a ella le hubiese gustado ser más abierta y decidida como yo, por comentarios que le he escuchado. Debido a esta vida que me ha tocado vivir, yo siento que no he sido afortunada, mi madre fue una mujer muy inestable, me castigó de forma exagerada porque siempre fui la preferida de mi papá, y desahogaba conmigo las rabias que vivía con él, y actualmente estoy viviendo lo mismo con la nueva pareja de mi papá.

Yo siento que a ella le molesta que papá hable muy bien sobre mis logros académicos y de mí como persona, porque lo hace con orgullo y eso la hace sentir mal, porque de las virtudes de ella nunca habla. Yo he conversado eso con papá, pero él no hace nada para cambiar y reconocerle sus cosas buenas.
La situación es que ya no quiero seguir viviendo en la casa, porque cuando ella se molesta con papá, que ya es algo rutinario, deja de hablarme, no me guarda comida y siento que no me merezco ese trato. Quiero hablar con mi papá para que los tres busquemos ayuda con usted y si no aceptan ir a consulta para superar esta situación que para mí es muy estresante, tomaré la decisión de buscar trabajo y mudarme aunque sea a un anexo. Esa es mi situación, le agradezco mucho que me dé su opinión en su columna de los lunes. Gracias.

Hola, Mariela. Mucho gusto en saludarte y gracias por escribir. Luego de leer la incómoda situación que estás viviendo, te recomiendo hacer exactamente lo que planteas. Primero que nada, mientrasno violes las normas morales del buen vivir, las buenas costumbres y el respeto que los demás se merecen, tú puedes ser como te lo pida tu alma.
Nunca seas una copia de nadie. Sé tú misma. Por otro lado, tal como lo piensas hacer, habla con tu papá, cuéntale con detalles y con la mayor honestidad lo incómoda que te sientes viviendo bajo esas condiciones, para que él hable con su pareja, definan un estilo de vida familiar armonioso donde exista paz, buen trato y respeto a las diferencias personales. Pero esto sólo se puede lograr  buscando ayuda los tres, superen los rencores, logren la reconciliación y puedan construir una relación familiar diferente. En caso de que no acepten tu petición, te tocará a ti independizarte, para lo cual tienes todo el derecho.
Tal como dices, busca trabajo, múdate, los visitas cuando lo creas conveniente y construye tu vida con dignidad y respeto a ti misma, porque el peor daño y traición que nos hacemos los seres humanos, es sacrificar nuestra necesidades y aspiraciones personales para complacer a los demás. Que Dios guíe tus pasos.
***Si deseas alguna orientación sobre alguna situación en particular, puedes escribirme aconociendonos@live.com, o si prefieres llámame al 0414-8775169, y acordamos una consulta. Te invito a escuchar mi Programa Radial Conociéndonos en Radio Pentagrama 107.3 FM de lunes a viernes de 11:00 am a 1:00 pm.

MENTE Y ESPÍRITU

MENTE Y ESPÍRITU

Abrirnos para conocer a otros

por MAYTTE  |  

Cuántas veces nos dejamos llevar por nuestros prejuicios para juzgar o formarnos una imagen equivocada de una persona a la que aún no conocemos y, lamentablemente, con el tiempo, terminamos descubriendo que nuestra primera impresión fue equivocada y que, inclusive, pudimos privarnos de la posibilidad de construir una relación con ella, perdiendo la oportunidad de construir y mantener una amistad, solo basados en un prejuicio.

Cuántas veces hemos juzgado a una persona solo por lo que imaginamos y supusimos que era o hacía. Es cierto que las experiencias fallidas que hayamos tenido en el pasado influyen mucho en este proceso, pero recordemos que siempre podemos aprender de ellas para ganar más confianza, madurez y capacidad de decisión para protegernos y establecer los límites necesarios que, en un momento dado, nos permitan decir: "Esto no es para mí".

Esto no solo nos sucede en relación con otras personas, sino que también cuando nos dejamos llevar por los prejuicios y las suposiciones, al imaginar lo que podría ocurrir en ciertos momentos de nuestra vida de forma negativa y pesimista. Hay personas que tienen la desconfianza grabada en sus mentes, y esta no les permite abrirse y darse la oportunidad de conocer o experimentar nuevas situaciones en sus vidas. ¡Vale la pena intentarlo! Vayamos más allá de la primera impresión, no podemos basarnos solo en su manera de vestir, en su forma de hablar, mucho menos en la interpretación que hacemos de su comportamiento, porque no sabemos que está pensando o sintiendo mientras ocurre el encuentro. Vamos a darles un voto de confianza a esas personas que llegan a nuestra vida por primera vez, para darnos la oportunidad de conocernos realmente y decidir si queremos seguir adelante con una amistad o no.

¿Te sientes solo y sin amigos con quienes compartir un buen momento? Tal vez eres uno de los que tienen una lista de chequeo, a través de la cual juzgan y eliminan a las personas cuando se acercan, sin darles ninguna oportunidad, por temor a lo que les puedan hacer o con la inquietud de que les puedan rechazar. No necesitamos hablar para expresar nuestra incomodidad o desacuerdo hacia alguien, nuestra expresión corporal y el tono emocional que acompaña nuestros comentarios son suficiente para hacerles saber a los demás si los aceptamos o no.

Si nos ponemos el lente de la confianza y nos atrevemos a buscar y a aceptar el contacto con otras personas para conocernos y compartir, es posible que descubramos seres maravillosos que siempre habían estado ahí y, a pesar de que nunca antes les dimos la oportunidad de entrar a nuestra vida, nos dieron una segunda oportunidad.

Tomado de la Revista Estampas del Universal - Venezuela

Crimenes Max Haines

|  CRÍMENES

Jimmy no estaba loco

Sin embargo, este joven estaba tan perturbado que asesinó brutalmente a su propia abuela

por MAX HAINES  |  


Jimmy Riva era un niño brillante, pero incluso en el preescolar ya daba reveladoras señales de estar perturbado. Les causaba dolor a animales y tenía un interés anormal por la sangre.

Más tarde, en la escuela, tenía destellos de genialidad intercalados con períodos de depresión. Sus calificaciones se veían adversamente afectadas.

En los primeros años de su adolescencia se dejó crecer el cabello hasta debajo de los hombros y usaba una ristra de ajo alrededor del cuello. 

La familia Riva vivía en Marshfield, Massachusetts. Mucha gente en la ciudad sabía que Jimmy era un jovencito con graves problemas. A veces, durante la noche, merodeaba por las calles de la localidad.

Al igual que la mayoría de los padres de jóvenes perturbados, los progenitores de Jimmy pensaban que podrían superar su comportamiento aberrante. Varios psiquiatras compartían su optimismo.

Cuando cumplió 18 años, Jimmy se había escapado de casa en varias oportunidades. En una ocasión, sus padres lo encontraron en Florida.
Su apariencia le importaba poco, y rara vez se bañaba.

Jimmy recibió orientación psiquiátrica y pasó períodos breves en instituciones mentales. Pese a su historial de comportamiento irracional y roces con la ley, nunca había emprendido agresión física alguna contra los miembros de su familia.

El 10 de abril de 1980, la abuela de Jimmy, Carmen Riva López, de 74 años, fue encontrada muerta en su casa, completamente consumida por las llamas. Aunque la señora usaba una silla de ruedas, era capaz de vivir sola y atender todas sus necesidades diarias. Su nieto Jimmy la visitaba cada tanto para ayudarla con las tareas más pesadas en la casa.

Abuela y nieto no se llevaban bien. La señora López no soportaba el cabello largo y la apariencia descuidada de Jimmy. Todo el tiempo lo regañaba para que se cortara el cabello y se bañara. Al joven no le agradaban estas recriminaciones verbales. 

La autopsia reveló que la señora López, cuyo cadáver estaba horriblemente quemado, había muerto debido a dos heridas con arma punzopenetrante en el corazón. En sus pulmones había poca evidencia de que hubiera inhalado humos tóxicos, lo cual indicaba que estaba muerta cuando comenzó el incendio. Además, se encontraron dos balas en su cadáver. Ambos proyectiles habían sido pintados de dorado.

En una inspección de los restos del incendio se encontró una pequeña lata que había escapado de la destrucción causada por el intenso fuego. La lata, que pertenecía a Jimmy, contenía varias balas con pintura dorada. Jimmy era ahora el principal sospechoso del asesinato de su abuela.

Cuando Jimmy fue registrado en la jefatura, los detectives encontraron una navaja con manchas de sangre en su bolsillo posterior. Algunos cabellos estaban adheridos a la hoja. Fue detenido y acusado del asesinato de su abuela. Las evidencias contra Jimmy sufrieron un duro golpe cuando los análisis de laboratorio a los que fue sometida la navaja demostraron que la sangre en la hoja no era del mismo tipo que la sangre de la señora López y que el cabello no era humano. La policía se preguntó si no habría caído en la trampa de concentrarse en un sospechoso, descuidando al resto.

La investigación del asesinato se encontraba estancada, aunque dio un drástico giro cuando la madre de Jimmy entró en la estación de policía de Marshfield y le dijo a los detectives que acababa de visitar a su atribulado hijo. Él le confesó el asesinato de su abuela y lo describió detalladamente. Jimmy le dijo a su madre que él era un vampiro. Le había disparado a su abuela con balas pintadas de dorado porque así se lo habían ordenado las voces que él escuchaba y que tenían control total sobre sus acciones. La había apuñalado con un cuchillo de cocina y luego intentó beber su sangre. 

El joven explicó que las voces habían insistido y que él había sido obligado a cumplir. Después de que estuvo seguro de que su víctima estaba muerta, roció el cadáver con gasolina y le prendió fuego. Jimmy explicó que pensó en suicidarse. 

Por más extraño que parezca, los psiquiatras le informaron al tribunal que Jimmy era competente para ser enjuiciado. El 22 de octubre de 1981 comenzó su juicio por incendio premeditado y el asesinato de su abuela. Como era de esperar, los abogados de la defensa alegaron que su cliente estaba demente, mientras que la fiscalía rebatió que Jimmy había planeado, ejecutado y encubierto el asesinato, con plena conciencia de que lo que hacía estaba mal.

La defensa presentó un psiquiatra renombrado que declaró: "Estaba demente cuando el asesinato de su abuela y está demente ahora. Obviamente no fue responsable del asesinato debido a la locura".

La fiscalía se anotó varios puntos cuando su experto testificó que Jimmy había sido sometido a una prueba psiquiátrica y había alcanzado una calificación que indicaba que él era una "persona normal".

Una grabación de Jimmy cuando era interrogado por la policía un día después del asesinato fue reproducida ante el jurado. Los fiscales señalaron que las respuestas dadas por el acusado denotaban una mente normal y bien organizada. 

Jimmy Riva fue encontrado culpable. Fue sentenciado a cadena perpetua. Después de pasar un mes en prisión, fue trasladado al hospital psiquiátrico del estado, donde se encuentra actualmente.

Tomado de la Revista Estampas del Universal - Venezuela