Follow by Email

miércoles, 2 de noviembre de 2011


Primeras horas con el iPhone 4S

El penúltimo móvil creado por Steve Jobs (el último será el iPhone5) ha llegado a España. ABC ha podido probar una de las primeras unidades y éstas son las impresiones iniciales

Primeras horas con el iPhone 4S

A simple vista, nada, o casi nada, diferencia el nuevo modelo del anterior. En la carcasa del móvil ni siquiera aparece serigrafiada la letra "S", y hay que fijarse mucho para darse cuenta del único y mínimo detalle externo que distingue la nueva versión del móvil más famoso de todos los tiempos: se trata de las junturas de la banda plateada que envuelve el teléfono, tras las que se ocultan los varios sensores y antenas del móvil. En el 4S esas junturas no están en los mismos sitios que en el iPhone4, lo que revela pistas sobre el proceso de "reingeniería" al que ha sido sometido el dispositivo.
Y es que las diferencias están por dentro. El 4S, por ejemplo, incorpora dos antenas de recepción en lugar de una, y el móvil va seleccionando continuamente entre ambas, para mantener activa la que en cada momento disponga de una mayor cobertura. Este proceso, transparente par el usuario, se lleva a cabo incluso durante una conversación. Lo cual, según el fabricante, mejorará de forma sensible la recepción de la señal y minimizará los cortes durante las llamadas y las súbitas (y tan molestas) caídas en la cobertura del móvil. Es la solución aportada por los ingenieros de Cupertino al famoso problema de conectividad de la antena del anterior iPhone 4, que hace un año hizo correr ríos de tinta.
Una vez encendido y sincronizado, el iPhone 4S empieza a marcar diferencias. La primera y más destacable de todas es la velocidad. El nuevo procesador A5 consigue que las aplicaciones se abran de forma casi instantánea, algo que no siempre sucedía con el iPhone 4 clásico. La potencia del A5 consigue, en efecto, sacar el máximo partido a la nueva versión (iOS5) del sistema operativo de Apple. Las diferencias son más que notables, por ejemplo, a la hora de utilizar la cámara. Y es que, al margen de que el 4S monta una cámara de 8 megapíxeles (en lugar de la de 5 megapíxeles del iPhone 4), y de que esa cámara puede grabar vídeo a 1080 p (algo que el modelo anterior no hacía), el acceso a las distintas funciones resulta increíblemente rápido.
Por ejemplo, es posible realizar numerosas fotografías seguidas, ya que, tras pulsar el disparador, la cámara reacciona prácticamente de inmediato y queda lista para tomar una nueva imagen. En el caso del vídeo, el procesador es capaz, por ejemplo, de corregir en tiempo real (mientras grabamos) las vibraciones y movimientos de la mano gracias al estabilizador de imagen incorporado, y de corregir, al mismo tiempo, brillos y otros ruidos que tan a menudo distorsionan las grabaciones. Sin embargo, lo que resulta realmente espectacular es la posibilidad de editar, en el momento, las fotografías que acabamos de hacer.
Con el solo toque de un dedo, el 4S analiza todos los parámetros de la imagen (iluminación, contraste, definición, etc.) y muestra en pantalla una versión mejorada de la fotografía, que podemos aceptar y guardar. Si no nos gusta, basta con descartarla para volver al original. El sistema es capaz, incluso, de detectar y corregir sobre la marcha los clásicos "ojos rojos".

Háblale a Siri

También tuvimos ocasión de probar la nueva aplicación Siri, el nuevo "asistente inteligente" de Apple, capaz de comprender y responder, en lenguaje coloquial, a las más variadas peticiones del usuario, activando automáticamente las aplicaciones necesarias para cumplir la orden. Por ejemplo, basta con decirle al teléfono "dile a mi mujer que llegaré tarde", para que el 4S envíe un SMS al destinatario, o preguntarle "¿Necesitaré paraguas este fin de semana? para que nos diga el tiempo que se espera que haga esos días y nos muestre en pantalla las previsiones. Para conseguir esos resultados, Siri interpreta la frase pronunciada por el usuario y, para contestarle, realiza al instante búsquedas en distintos servidores de internet y en numerosas aplicaciones del propio teléfono. Lástima que esa prueba no pudo hacerse en castellano. De momento, Siri sólo funciona en inglés, francés y alemán. Nuestro idioma no estará disponible hasta el próximo año

No hay comentarios: