Follow by Email

miércoles, 29 de junio de 2016

Sexo


 Conoce las desventajas de no hablar de sexo con tu pareja

Conoce las desventajas de no hablar de sexo con tu pareja
Conversar sobre sexo en la pareja es algo que cuesta mucho, pero el precio que se paga por no hacerlo es carísimo. Es necesario que tanto tú como tu pareja se comuniquen mutuamente sus necesidades sexuales para vivir una vida de placer más plena. Hablar de sexo los ayudará a poder cambiar esas cosas que no les gustan tanto, se sentirán más comprometidos y lograrán mayor intimidad y conexión emocional.
Sin embargo, aún siendo conscientes de ello, cuesta muchísimo conversar con la pareja sobre sexo. Sucede que es un acto en el que la persona se siente expuesta y vulnerable por temor a la respuesta del otro. El miedo a herir los sentimientos de la pareja hace pensar que a veces “si no se dice, no sucede”. ¡Grave error! Hablar las cosas sólo puede ayudar a que todo mejore. Las desventajas de no hacerlo puede tornarse la situación a lo siguiente:
No resolver tus problemas. Cuando te animas a mirar los fantasmas a la cara tienes más chances de que desaparezcan. Tendrás que enfrentarlos para que dejen de intimidarte.
Comienzas a aislarte de tu pareja: Como sientes que no te comprende porque no cambia eso que tu deseas que cambie, empiezas a aislarte de tu pareja. Pero, ¿cómo quieres que te entienda si no sabe o no se da cuenta de qué es lo que para ti no está funcionando? ¡Tu pareja no es adivina!
Malentendidos: “No me hace sexo oral. ¿Será que le da asco? ¿No le gustó lo suficiente?” En realidad, no te lo hace porque no se imagina que tu lo deseas tanto. No asumas una cosa por otra.
Efecto “bola de nieve”: Entonces, tu pareja no te practica sexo oral, tu te sientes ofendida porque lo ves como una actitud de rechazo y decides tomar cartas en el asunto, pero de una manera que no está tan buena: “De ahora en adelante, yo tampoco le practicó sexo oral”.
Si tu pareja percibe tu actitud y también se niega a hablar se irá formando una gran bola de nieve. Seguramente él empezará a actuar en consecuencia y el día menos pensado se encontrarán envueltos en una gran discusión por un tema intrascendente, cuando en realidad están enojados por algo que tiene una raíz mucho más profunda.
Distanciamiento emocional: Tras la pelea, nos vamos alejando afectivamente cada vez más, y cada vez nos cuesta más volver a encontrarnos. Eso resentirá también nuestra conexión sexual.
Distanciamiento sexual: Es casi imposible desear a una pareja que nos causa dolor, rabia y rencores, ¿verdad?
Existe una regla que se llama del 80/20 y que en realidad se aplica a la Economía, pero en estos casos también puede ser útil. De acuerdo a esa regla, el 80% de todas las frustraciones en una pareja están causadas por el 20% de los problemas. Es decir, los más grandes enojos provienen de apenas algunas razones que no hemos podido resolver y que se magnifican y se convierten en dramas. Por eso mismo, no dejen pasar más el tiempo y anímense a hablar. Es difícil, pero en las conversaciones profundas se encuentra la clave de la felicidad en la pareja, porque ayuda a darle sentido a un montón de cosas y a conectarnos profundamente con el otro.

No hay comentarios: