Follow by Email

domingo, 7 de mayo de 2017

12 Tesoros únicos que resultaron arruinados por un descuido

¿Recuerdas la película de Mr. Bean donde el personaje de Rowan Atkinson por descuido total dañó una pintura en un museo al estornudarle encima? Eso pasó en la ficción pero también en la vida real suceden cosas no menos divertidas y tristes. 
Conoce los casos más famosos de la historia de daños a relíquias, monumentos y obras de arte.


Guitarra de 145 años y Kurt Russell

Tesoros


Según la trama, en una de las escenas de la película de Quentin Tarantino "Los 8 más odiados", el actor Kurt Russell tenía que romper una guitarra. Ya que la trama se desarrolla en el siglo XIX, decidieron tomar prestado el instrumento de un museo, y precisamente para esta escena crearon una copia. Solo que durante la grabación se les olvidó decírselo al actor. Como resultado, Russell convirtió ese ejemplar del museo en escombros.


Orquídea luna y Keith Richards

resultaron


En 2010 el guitarrista de Rolling Stones Keith Richards visitó una filial de la Biblioteca Pública de Nueva York para apoyar el lanzamiento de su nuevo libro. Tuvo que esperar mucho tiempo la entrevista y decidió fumar y usar la maceta más cercana como cenicero. 
Claro que el músico no podía saber que en la maceta estaba una planta muy rara llamada Phalaenopsis Amabilis, conocida también como orquídea luna. Lastimosamente, la planta se marchitó en unos días y murió.


Fósiles de dinosaurios y vándalos

arruinados


En 2012 durante las excavaciones paleontológicas cerca de Alberta (Canadá) fueron encontrados los restos de hadrosaurios muy raros. Los arqueólogos dejaron los fósiles en el sitio y decidieron llevárselos al museo más tarde. Para la gran decepción de todos, cuando regresaron, descubrieron que unos vándalos habían quebrado todos los huesos y entre ellos se encontraban botellas vacías de alcohol.


Tutankamón y los arqueólogos

descuido


La tumbra de Tutankamón y el faraón mismo sufrieron mucho desde que fueron descubiertos. Una parte de los objetos desapareció y el cuerpo resultó mutilado: en 1968 los científicos descubrieron que la momia no tenía órganos reproductores. Aunque pronto los encontraron en la tumba: al parecer, alguien los arrancó y los tiró en la arena al lado de la momia. Y, por último, en 2014 fue dañada la máscara del faraón, un artefacto único en la historia. Los trabajadores le quebraron la barba y luego la pegaron con pegamento epóxico, dañando la máscara aún más.


La pintura de Paolo Porpora "Flores" y un niño de 12 años

12 Tesoros únicos que resultaron arruinados por un descuido


En 2015 en Taipei fue organizada una exposición de las obras de Leonardo DaVinci donde también fueron exhibidas otras obras de la época del Renacimiento. Uno de los cuadros fue la pintura del siglo XVII del artista poco conocido Paolo Porpora, evaluada en 1,5 millón de dólares. 
Uno de los visitantes de la exhibición, un niño de 12 años, que había asistido con sus padres, se tropezó con la cuerda que cercaba las pinturas, y para restablecer el equilibrio sin querer hizo un hoyo en la pintura con su mano.


La pintura de Pablo Picasso "El sueño" y la emotividad excesiva

Tesoros


Una historia similar sucedió con el cuadro del famoso pintor impresionista Pablo Picasso. La pintura le pertenecía a Steve Wynn, una de las personas más ricas del mundo y coleccionista de obras de arte, en cuya colección se encuentran cuadros costosos de Rembrandt y Claude Monet. Sin embargo, la cereza del pastel en su colección era precisamente el cuadro de Picasso llamado "El sueño", el cual había decidido vender en 139 millones de dólares pero sucedió lo impensable. 
Mostrando la pintura a sus amigos y gesticulando con emoción durante la conversación, Wynn por descuido pinchó la pintura con su codo. De cualquier modo, después de las obras de reparación que le costaron 90 mil dólares, en 2013 el coleccionista logró vender la pintura en 155 millones de dólares aunque el valor real después de aquel accidente, según los expertos, era mucho más bajo.


La pequeña pintura mural "Ecce Homo" de Elías García Martínez y una restauradora de 80 años

resultaron


Otra situación curiosa sucedió con la obra del maestro español Elías García Martínez, la cual se volvió famosa en todo el mundo después del accidente. Esta pequeña pintura mural se encontraba en el Santuario de Misericordia de Borja, Provincia de Zaragoza, España, y con el tiempo debido a la humedad se empezó a descarapelar. Una residente local de 80 años, devota de la iglesia, se ofreció a ayudar a restaurar la pintura. Como resultado, el rostro de Jesús empezó a parecer más bien un mono. 
Después de esto, el santuario se convirtió en un centro de atracción, los turistas empezaron a visitarlo para ver la famosa obra de arte, y la iglesia empezó a cobrar la entrada. De esta manera, en una ocasión en 4 días se lograron recaudar 2600 dólares que después fueron donados a una organización benéfica.


El árbol de George Harrison y los escarabajos de la corteza

arruinados


En 2004, en memoria del guitarrista de “The Beatles“ George Harrison, en el Parque Griffith en Los Ángeles fue plantado un pino. Pocos lo saben pero en vida, además de su actividad musical, espiritual y religiosa, Harrison adoraba la jardinería. En el árbol pusieron una placa memorial que decía ”En memoria de un gran humanista que tocó el mundo como artista, músico y jardinero". 
Desafortunadamente, hace poco el pino murió: fue destruido por los escarabajos de la corteza. Claro que los escarabajos no tenían ni idea de qué tipo de árbol era, pero podemos culpar a los empleados del parque porque no se dieron cuenta del problema a tiempo.


Silla de Napoleón y un empleado del museo

descuido


Uno de los accidentes también sucedió con una reliquia histórica que le pertenecía a Napoleón Bonaparte. En 2014 un empleado del Museo de Bellas Artes se sentó en una silla plegable, la cual acompañaba al comandante francés en los campos de batalla. La silla, por supuesto, no aguantó: el asiento de piel roja se rompió y su construcción de madera se quebró. Aunque después lograron restaurarla.


Jarrones chinos antiguos y agujetas desatadas

12 Tesoros únicos que resultaron arruinados por un descuido


En 2006 en Inglaterra se llevó a cabo una exposición histórica en la cual se exhibían también 3 jarrones chinos de la dinastia Quing (siglos XVII — XVIII). Por algún motivo, los empleados del museo decidieron poner temporalmente los jarrones en un alféizar al lado de una escalera. 
Un visitante del museo de 42 años que pasaba de largo, por accidente pisó sus agujetas desatadas, se tropezó y se cayó justo encima de los jarrones. No hace falta decir cuál fue el destino de aquellos ejemplares con un valor total de 849 mil dólares.


Una botella con un valor de 78 mil dólares y un cliente descuidado

Tesoros


Salvatore Calabrese soñaba con crear el coctel más caro de la historia. Tan solo una copa de esta bebida costaría 8.800 dólares. Tras haber juntado todos los ingredientes necesarios, costosos y antiguos (un coñac del siglo XVII, licores de los siglos XVIII y XIX y un tónico de 1900), estaba esperando a que apareciera el primer cliente que deseara probarlo. 
En 2012 en Londres al fin tuvo la oportunidad para prepararlo: salió una persona dispuesta a pagarlo. Sin embargo, sucedió una desgracia: cuando el cliente tomó en sus manos la botella del ingrediente principal, el coñác Clos de Friffier Vieux de 1788, el envase con un valor de 78 mil dólares se le cayó de las manos. El sueño del barman se rompió junto con la botella.


Arte rupestre indio y un arma de Paintball

resultaron


En 2010 en el Parque Nacional del Lago Mead (Estados Unidos) sucedió un accidente: los rangers recibieron una llamada que reportaba que alguien estaba disparando con un arma de paitball cerca de las pinturas rupestres de los indios, monumentos antiguos y lugares sagrados para las tribus que viven en su cercanía. 
Al llegar al lugar, los rangers descubrieron que casi todas las pinturas fueron salpicadas por la tinta de las armas. El culpable fue detectado casi de inmediato. Al final, el aficionado de paintball de 20 años fue condenado a un año de prisión, 50 años de trabajos comunitarios y una multa de 10 mil dólares.

No hay comentarios: