Follow by Email

lunes, 23 de abril de 2012

CONOCIÉNDONOS/Gastón Maldonado


CONOCIÉNDONOS/Gastón MaldonadoPDFImprimirE-mail
Lunes, 23 de Abril de 2012

Me siento frustrada, sé que tengo que acabar con todo, pero no tengo fuerza para terminar esta relación que no sirve para nada. Estoy cansada de decirle que lo único que yo quiero de él es que me ame. Cuando se lo digo se ríe y me dice que soy pura comedia y manipuladora.


Hola señor Gastón, un placer saludarle, espero se encuentre bien. Le escribo para pedirle que me ayude con sus consejos en la situación que estoy viviendo con mi pareja. Me llamo Gladys, tengo tres años de casada, con un hombre burlón, maltratador, que me tiene la autoestima por el suelo. Cuando discutimos siempre busca herirme diciéndome que yo no sirvo para nada, pero aquí estoy y todavía no tomo ninguna decisión. Quiero contarle que nuestra relación desde que comenzó siempre ha sido mala. Nuestro noviazgo fue conflictivo, ya que mi esposo desde que éramos novios me fue infiel, y cada vez que lo hacía me prometía que no lo volvería a hacer. En un comienzo él se mostraba cariñoso, sobre todo cuando quería sexo, y siempre me ha hecho sentir que el sexo es lo único importante que existe entre los dos, algo con lo cual no estoy de acuerdo, pero lo he dejado pasar por alto, porque siempre tuve fe que con mi amor él cambiaría, ya que sé que fue un niño muy maltratado por su mamá desde temprana edad. Luego que nos casamos continuó siendo infiel y conmigo continúa igual, sólo se muestra amable o juguetón cuando quiere tener sexo. Pero después que termina se transforma en un hombre frío y nada amoroso. En verdad parece un robot hecho sólo para tener sexo. Incluso, señor Gastón, en aquellos momentos cuando me he sentido enferma a él le importa poco cómo me siento y el dolor o malestar que pueda tener, porque si me quejo me hace sentir que estoy exagerando o haciéndome la víctima. Me siento frustrada, sé que tengo que acabar con todo, pero no tengo fuerza para terminar esta relación que no sirve para nada. Estoy cansada de decirle que lo único que yo quiero de él es que me ame, pero cuando se lo digo se ríe y me dice que soy pura comedia y manipuladora. En verdad, ya no tengo la mínima esperanza de que cambie. Me gustaría conocer su opinión, y dígame algo que me dé la fuerza que necesito para acabar con todo y rehacer mi vida sin él.

Hola Gladys, mucho gusto en saludarte y gracias por escribir. Voy a tratar de ser justo, y te pido que leas mis recomendaciones de la forma más objetiva. Comenzaré preguntándote: ¿En qué momento esperabas el cambio de tu esposo, si desde el comienzo te irrespetó y tú se lo permitías, y además la relación siempre fue mala? ¿De dónde iba a venir lo bueno que esperabas para tu relación, si nunca fue buena? Recuerda que tu relación no se formó sobre una base amorosa, revestida con el respeto necesario, para poder esperar algo bueno. Ahora reflexiona sobre esto: Todo lo que estás viviendo, no es tanto porque tu esposo haya hecho cosas indebidas o porque no sea la persona adecuada para satisfacer tus necesidades de mujer, sino porque tú “le has permitido que te maltrate, te ignore y te utilice sexualmente”. Te recomiendo buscar ayuda especializada, porque debes superar las carencias afectivas que no te permiten asumir con dignidad y firmeza la decisión de no permitir tanto maltrato y vejaciones. La relación yo la siento irremediablemente perdida, porque nunca sirvió. Tu esposo es un simple adicto al sexo, que sufre de “mongolismo emocional” que lo convierte en un ser incapaz de amar a nadie, y mucho menos podrá llegar a ser el hombre amoroso que tú y toda mujer necesita tener en su relación de pareja. Pero te recomiendo buscar ayuda especializada, sobre todo porque tú no puedes aspirar que tus carencias emocionales, que con toda seguridad provienen de la niñez, sean sanadas y cubiertas en una relación con otra persona, que no tiene nada que ver con ellas. Al buscar ayuda y sanar tus carencias, te llenarás poco a poco del valor suficiente, para hacerte respetar, valorarte, no permitir más maltrato y tomar la decisión de divorciarte. Que Dios guíe tus pasos.


Si usted desea orientación sobre alguna situación en particular, puede escribirme a conocié ndonos@live.com Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , o si prefieres llamarme, comunícate a través del 0414-8775169. También te invito a sintonizar mi programa radial Conociéndonos, que se transmite por Radio Pentagrama 107.3 FM, de lunes a viernes, de 11:00 am a 1:00 pm.

No hay comentarios: