Follow by Email

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Lenguaje Venezolano

Sacar la piedra:
Hartar, fastidiar, molestar. ¡Ya me sacaste la piedra!
Segundo frente:
Amante. Mi jefe le manda flores cada semana a su segundo frente.
Sifrino:
Persona adinerada, presumida, altanera. María es una Sifrina. Jesús también es un sifrino. Los dos están llenos de sifrinerías.
Tiquismiqui: (m.)
Persona de apariencia frágil o delicada, amanerada. Gladys es una tiquismiqui que se horroriza si le sugieres que lave el baño.
Tombo:
Agente de policía. El tombo estuvo revisando mis documentos por casi una hora.
Torre:
Cabeza. ¡Usa la torre! Es más fácil consultar un diccionario que arriesgarse a escribir con faltas de ortografía.
Tripeo:
Diversión (verbo: tripear). Me fui a tripear a la Gran Sabana.
Tronco:
Enorme, muy grande. Alfredo tiene un tronco de casa en la playa.
Tuyuyo:
Bulto, protuberancia, chichón. A Angelita se le hizo un tuyuyo en la frente por el golpe que se dio contra la puerta.
Ueón/uón:
Contracción de "huevón". Saludo entre amigos (solamente entre hombres). ¿Qué más, ueón?
Vaina:
Para los venezolanos es una palabra indefinida e indefinible, quiere decir todo y no quiere decir nada, sus pensamientos y sus palabras, todo lo animado e inanimado. Cuando no conoce un objeto y no sabe su nombre ni su uso, el venezolano pregunta: ¿Qué vaina es esa? Las herramientas de trabajo son vainas en el cotidiano hablar. Un momento agradable o desagradable es una vaina; ante un bello espectáculo, una obra de arte o un agradable acto social, se exclama ¡Qué vaina tan buena! ; los hijos son una vaina; el carro, los autobuses, el tráfico, la carretera, el calor, el frío, las lluvias, el verano, todo es una vaina. Cuando un amigo venezolano te invita a una fiesta: Vamos, que la vaina va a estar muy buena; ante una desgracia o desagrado: ¡Qué vaina tan mala! Al ver a una mujer muy hermosa, ¡Qué vaina tan bella! o muy fea, Esa vaina es feísima. El amor, el odio y todos los sentimientos son vainas. De un individuo extrovertido, de excelente carácter y buen humor o uno introvertido, neurótico e intratable, se dice que están llenos de vainas o que echan más vainas que una mata de frijol. La adversidad o mala suerte es una vaina seria; un buen negocio o una buena oportunidad, una vaina maravillosa.
Tomado de la Revista Araguaney

No hay comentarios: